jueves, 24 de marzo de 2011

ONIL 1919. Como hemos cambiado...


En el diario "El Liberal" , en su edición de Madrid del 18 de Julio de 1919, apareció un extenso reportaje en su sección "España Industrial" sobre el Onil de aquellos fructíferos años. A mi parecer no tiene desperdicio, ya que en el se explica con todo tipo de detalles como era la economía local en aquella época, pasando por la agricultura de terratenientes, las famosas "olivetes del Cuquello", la incipiente industria muñequera y las un tanto olvidadas "drogas medicinales". De este articulo también se puede extraer el carácter emprendedor y constante del colivenc, un tanto olvidado y tan necesitado en estos tiempos, así como el pensamiento y acción del empresario para con sus obreros .

A continuación transcribo integro el reportaje, que cada cual saque sus conclusiones....

DIARIO “EL LIBERAL” DEL DIA 18 DE JULIO DE 1919
ESPAÑA INDUSTRIAL
ONIL (ALICANTE)
La provincia de Alicante es de las más industriosas de España. De ello son buena prueba Elche, con sus alpargatas; Jijona, con sus turrones; Crevillente, Alcoy y otros tantos pueblos, en los que se trabaja con asiduidad y rumor de colmena.
Como se verá, Onil es de las localidades que hacen más honor a esta tradición laboriosa.
Está situada en la estribaciones de la montaña y dominando un valle de esplendida hermosura. Tiene 3000 habitantes y pertenece al partido judicial de Jijona.
Para llegar a Onil nos hemos detenido en Biar, y en una tartana hemos recorrido los ocho kilómetros que les separa de este pueblo; distraídos con la belleza del paisaje, y las historias de no lejanos asaltos y despojos que nos iba relatando el tartanero.
A la entrada de la localidad hemos visto una hermosa construcción, precedida por un esplendido jardín, y al preguntar después a un amigo nuestro nos ha dado noticias de su propietario:
Es del jefe de las fuerzas políticas locales y sobrino del fallecido cardenal Paya, arzobispo de Toledo. Soy amigo de la casa, nos ha dicho; si usted quiere puedo presentarle.
“los señores salieron de paseo y aun no han vuelto”
- Aguardaremos –responde nuestro representante-, y nos hace subir a un saloncito.
Poco después se presentan dos bellas señoritas.
- Papá ha de tardar-nos dicen-, porque el carruaje, por un accidente, se halla detenido en un camino.- Sucesivamente van llegando: un joven de aspecto estudiantil, una señora de porte gentil y aristocrático, y cuando indicamos la conveniencia de aplazar nuestra visita entra un caballero.
- D.Jose María Paya y Alonso de Medina- nos dice nuestro complaciente amigo.
El Sr. Payá nos recibe con la sencilla cortesía de los hombres de mundo. Hablamos de diversos asuntos y nos hallamos en plena vida rural, en un ambiente de cultura y lujo cortesano que se nos hace familiar en nuestros viajes por Andalucía.
El Sr. Payá reside en Onil porque, al mismo tiempo que satisface sus inclinaciones y sus gustos, le pe
rmite el cuidado y mejoramiento de sus explotaciones agrícolas.
Todos los cultivos de sus tierras los efectúa por procedimientos científicos y con maquinaria moderna. Entre sus posesiones, la denominada “Casa Mosén Juan” tiene instalados dos motores de gas pobre de 32 y 40 caballos, que elevan agua de los pozos a 28 metros y la depositan en un estanque de gran capacidad, que riega toda la extensión de la finca. Se hacen en ella todos los cultivos propios de esta región, principalmente, viñas, que dan lugar a la elaboración de excelentes vinos, en los que figura como proveedor de la real casa; olivares, cuyas aceitunas se preparan al estilo del país y se exportan, y fabricación de excelentes aceites refinados. En sus fincas de Benejama y Agres se hacen los mismos trabajos.


El Sr. Payá está muy significado en la región como político afiliado al partido conservador de Villajoyosa-Jijona y gentil hombre de cámara con ejercicio y servidumbre.
( foto: Familia de D. Jose Maria Payá Alonso De Medina, junto a los jardines de la Casa De L'Hort durante las fiestas de los años 20)

LA FABRICACION DE MUÑECAS

Es una industria típica de Onil, por la que tiene un bien ganado renombre en toda España y en la América Española, habiendo llegado a un perfeccionamiento que ha puesto sus artísticos productos fuera de toda competencia.

FRANCISCO MERIN PEREZ

Este prestigioso industrial ha comprado en primero de febrero de este año la gran fábrica de muñecas que D. Eduardo Juan fundó en 1890 y que ha llegado a ser una de las industrias de mas crédito y más interesantes de nuestra nación.
Teniendo el Sr. Merín una fábrica de cartones en Cocentaina, y siendo estos la primera materia más importante para la fabricación de muñecas, es indudable que, unido a sus grandes recursos, se halla en condiciones para sostener el alto renombre de la fábrica, que acaba de adquirir y de ampliar sus manufacturas.
Acompañados por el ilustrado director-gerente D. Manuel Blanquer, hijo político del Sr. Merín, hemos recorrido la fábrica. Es un gran edificio, con extensos y numerosos departamentos, de excelentes condiciones de amplitud, luces y ventilación.
Mientras el Sr. Blanquer nos da la explicación de los locales y maquinarias, pensamos en el desconocimiento que tenemos de lo que es hoy España, pues aun nosotros, que debíamos estar bien informados, miramos todo aquello con ingenua sorpresa del viajero que ha hecho un descubrimiento maravilloso.
Ante aquel maremágnum de maquinas que troquelan piernas, brazos, troncos y cabezas; de los millares de ojos azules, pardos, verdes y negros; de las rizadas cabelleras blandas y obscuras, trajes, zapatos, sombreros, adornos y cintas, nos desorientamos , y al querer fijar nuestras impresiones a nuestro acompañante algo confuso, porque el Sr. Blanquer hasta primeros de año se ha dedicado a la abogacía, y todo aquel ejercito de muñecos que bajo su dirección se forjan, se articulan, se celeran,se visten y finalmente toman la expresión y las actitudes de la infancia debe producirle todavía algo del aturdimiento que causa a los transeúntes perdidos a la salida a tropel de los vocingleros chicos de una escuela.
Si se tiene presente, que se construyen 1.144 modelos de muñecas, que los ojos, clasificados en cajas, ocupan largas estanterías; que las lindas cabezas se agrupan por tamaños en grandes masas; que las telas, cabritillas, cintas, botones y todo lo necesario para los trajes ocupa un espacio de un buen establecimiento, y que la sección de confecciones funcionan veinte maquinas Singer, se comprenderá lo que decimos.
Almacenes deposito, de carbones, de drogas, barnices, colas, pinceles, hilos de alambre; talleres, para la fabricación de cajería de cartón, de cajones de madera para los envíos y otros varios departamentos dejan aisladamente y en conjunto la impresión de un centro fabril de primer orden en que el organizado bullicio del trabajo contrasta notablemente con el silencio de las calles desiertas y la paz serena de estos valles tranquilos.
Pero donde la fábrica ha conseguido un alto prestigio insuperable es en la fabricación de muñecas de precio, de artística belleza. Sedosas cabelleras, flotantes y trenzadas, caras de porcelana, de delicados colores, de ojos movibles y rasgados; cuerpos articulados, con maderas de poco peso en piernas, brazos, manos y pies, que se prestan a las actitudes más naturales y diversas, y vestidos de ricas telas, según los patrones de las ultimas modas, y sobre todo un arte creador y sugestivo. De estas muñecas se hacen hasta del tamaño de una niña de ocho años.
La fabrica del Sr. Merín, la primera establecida en este pueblo, y quizá en la región, al llegar su florecimiento actual ha nacionalizado una industria de la que éramos tributarios del extranjero, y ha extendido su nombre y sus negocios por toda la América española y Oceanía. Emplea 150 operarios, en su mayoría mujeres, que trabajan con habilidad de verdaderos artistas, y es justo hacer constar que estas obreras de Onil, de belleza levantina, se hacen admirar por sus costumbres de una moralidad absoluta.
Es lamentable que un centro manufacturero como Onil carezca de energía eléctrica, de teléfono urbano y de fáciles comunicaciones para sus transportes, pues tiene que buscar la línea del ferrocarril en Villena, que dista 20 kilómetros. Como siempre. Se observa que la acción gubernamental no responde a la iniciativa de los gobernados.

(Reproducion de la imagen que aparece en el articulo de la vista de la fabrica de D. Francisco Merin)


SANTIAGO
MOLINA –IDEAL BEBE
Es otra fábrica de muñecas, notable por una de las espacialidades de su fabricación. Es una muñeca similar a la de porcelana, que, ofreciendo su mismo delicado aspecto y belleza, tiene sobre esta la inmensa ventaja de ser verdaderamente irrompible, por lo que en muy poco tiempo ha conquistado todo el comercio da la península y es muy solicitada para la exportación.
A esta fabricación especial tiene agregada la de la muñeca de cartón denominada “Pepona”, y tiene también un gran relieve en la construcción y decorado incomparable del muñeco llamado BABY.
El Sr. Molina se estableció en 1917, y sus muchos conocimientos en la industria le permiten desarrollarla con grandes ventajas sobre los que tratan imitarle.
He aquí que debíamos y queríamos dedicar un recuerdo al tenedor de libros del Sr. Molina que ha estado con nosotros servicial, complaciente y atento; pero en el instante que vamos a realizarlo no damos con su apellido y nuestros esfuerzos son inútiles. La ingratitud de nuestra memoria ha librado al amigo D. Luis de este proyectado ataque a su modestia.



BLANQUER
Y COMPAÑÍA.
Se ha fundado esta fábrica de muñecas en 1918 por los Sres. Cirilo, Roberto, Eduardo y Victoriano Blanquer.
Construyen toda clase de muñecas de porcelana y babys de cartón. La circunstancia de haber sido los dos últimos señores citados notables artífices durante mucho tiempo en la fábrica que es hoy del Sr. Merín, y de los que más contribuyeron a su prestigio, ha hecho que al establecerse se hayan colocado en primera línea entre los fabricantes.
Sus muñecas son de gran originalidad belleza y esmero constructivo en todos los detalles.




VICENTE JUAN SANTONJA.
Hemos tenido el gusto de visitar a este rico propietario, que entusiasta por el desarrollo industrial de su pueblo, ha montado una fábrica de muñecas, a la que dedica todo el tiempo que le deja libre la agricultura.
Construida con sujeción a todos los preceptos de la higiene en los locales de los obreros y demás dependencias, esta fábrica del Sr Juan es también la más importante de Onil en su especialidad, que es la fabricación de la muñeca “pepona”. Construye también babys lindísimos que has de hacer las delicias de millares de niños, al mismo tiempo que las de sus padres, pues esta fábrica se distingue por los precios baratísimos a que vende sus productos. Los hermosos locales de las dos fabricas que ha fusionado este señor se ven llenas de operarias, laboriosas hormigas, que, bajo su inteligencia y paternal dirección del Sr. Juan, construyen millones de muñecas, que se diseminan por toda España, Portugal y republicas americanas.
Al preguntarle sobre las utilidades de sus industrias, el Sr. Juan nos ha contestado:” todos mis esfuerzos se encaminan a vender mucho, con poca ganancia, y a dar a mis operarios el mejor sueldo posible. Creo que lo he conseguido y estoy contento.”
Nos despedimos, admirando a este verdadero señor, que solo aspira al acrecentamiento de su prestigio mercantil y mejorar la suerte de los obreros que tiene a sus órdenes. Es tenedor de libros y director de la fabrica el distinguido e inteligente joven D. José González de Zorrilla, alma de todos los trabajos e identificado con el espíritu y criterio de su jefe.


LAS ACEITUNAS DEL CUQUILLO.
VICENTE GARCIA
Hay quien da más importancia en Onil a esta industria del adobo de las aceitunas que a la de la construcción de muñecas, fundamentando en que será muy rara la familia del pueblo que no se dedique a este tráfico en mayor o menor escala. Agua sal y tomillo; he aquí todos los ingredientes que hacen de estas aceitunas un entremés agradable y un sano aperitivo.
Por su sabor exquisito, preparación sana y coste mucho más moderado que las sevillanas, estas aceitunas tienen gran consuma en toda la región de levante, Marruecos francés y Norte América.
D. Vicente García es el que ha dado a esta industria de preparación y comercio deexportación un carácter más regular y mercantil, entrando en relaciones con los compradores de España, Marruecos y América, y preparando las aceitunas con un esmero que ha hecho que sus medios de producción no respondan al gran desarrollo que podría adquirir este tráfico.
Una cantidad notable de estas aceitunas de cuquillo: después adobadas se dejan secar, se exportan en sacos que se estilan para el transporte, y vueltas a poner en agua recobran su primer aspecto, sin que se hayan convertido en deshecho.

D. Vicente García, además de este relieve industrial, tiene el de ser un medico muy distinguido en la localidad.

LAS DROGAS
J. JUAN POVEDA
El mismo sostiene que conocido hoy Onil por sus lindas muñecas y excelentes aceitunas, lo fue en tiempos no lejanos por el desarrollo de su comercio en drogas.
Los drogueros de Onil llevaron sus específicos, medicamentos y drogas gruesas por todo Levante, mediodia y dentro de España, llegando hasta Leon en sus correrias mercantiles.
El Sr. Poveda es el unico representante de este negocio, que no ha variado mas que en el transporte, que hoy se hace en ferrocarril y antes se hacia en carro. Vende toda clase de drogas medicinales y expecificos, y tiene una numerosa clientela en toda España.

PARA TERMINAR
Sabiendose el gran beneficio con el que venden los expendedores de muñecas y toda clase de jugueterias. Hemos podido apreciar que los fabricantes de Onil son personas excelentes y comprenden la necesidad de mejorar la situación de sus obreros con arreglo a las exigencias de los tiempos, mermando inapreciablemente el lucro dicho, conseguirán el fin indicado.
Solo sería necesario un acuerdo colectivo que es de desear se efectúe.
D.M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario