Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2010

Pequeña historia de la muñeca en Onil.

Imagen
La gestación del sector muñequero en Onil se debe a innovadores que idearon o adaptaron nuevas aportaciones en un ambiente artesanal previo. Este arraigo artesanal y la actividad familiar actuaron como requisitos para facilitar la asimilación de novedades. Por efecto de imitación se difundían entre los artesanos y los pequeños propietarios de tierras, para quienes la tecnología sencilla y la escasa exigencia de capital propiciaban la instalación de nuevos talleres y fábricas. En Onil fue un emigrante retornado y ex guardia civil, Ramón Mira Vidal, quien inició hacia 1870 la fabricación de muñecas de barro, consolidando una factoría que llegó a tener 50 trabajadores a fines del XIX. Continuó mejorando los tipos y en 1895 registró, acogiéndose a la reciente ley sobre patentes, un «barniz de muñecas». Las primeras figuras se hacían de arcilla moldeadas en moldes; después eran cocidas, pintadas y finalmente vestidas; más tarde se introducirán otros materiales: yeso y cola, o serraduras y…